Castrados

Quizás esa haya sido la desgracia de Cuba, un país en el que no caben dos ideas colosales a la vez.

0 notas:

Publicar un comentario