Vitam aeternam

No hay ley de la Biología que enuncie que los seres vivos debemos envejecer. Quienes argumenten lo contrario no tienen mucha idea sobre lo que están hablando.

Narrativa cubana

De forma similar a la que planteamos multiversos para resolver los huecos cognitivos que permiten continuar la ficción que propone el Modelo Estándar de la Física, uno debe proponerse rutas mentales de escape a la realidad forzada por la trama cuasiperpetua de las tantas dictaduras cubanas.

La ya no tan corta historia de Cuba apenas sostiene su peso de glorias sesgadas.

Antes de que la narrativa continúe bifurcándose, será necesario revisarla.

Memento mori

Cuando te das cuenta que Patato, el perro sato, murió hace años de viejo.

El libro impreso

Como parte del trabajo de curaduría, los materiales de La isla del tiempo se organizaron en seis secciones temáticas que permiten reconocer los hilos conectores latentes entre esos ejercicios de escritura especulativa.

Y una selección de este blog pudo salir a recorrer en forma de libro tradicional el espacio desde donde ustedes leen.

Escaneando

Si estás leyendo este post, es probable que seas un humano recorriendo con su mirada algún software que procesa instrucciones para convertir lo almacenado en la nube en gotas de texto legible.

Arenas

Sólo, vacío y sin rumbo.
Tal vez no esté aquí.
Sino en este mundo.

Finitud

Sólo en estos textos puede uno argumentar que los números no son infinitos.

Cobertura móvil

El hielo cyberpunk logró ramificarse hacia la malla subatómica de nuestro espacio.

Prensados

No somos lo suficientemente racionales como para estar expuestos a las noticias.

Canel

De la larga lista de Gobernadores coloniales y Presidentes a la cañona de la República de Cuba, Miguel Mario destaca como tirano apócrifo de turno.

Condensado temporal

Estás lo necesariamente quieto como para que las diferentes instancias de ti mismo -desde que comenzaste la actividad de meditación hasta ese momento futuro en que la terminas- puedan agruparse en falso presente.

Al mismísimo estilo de Bose y Einstein con las materiales espaciales.

Sólo que esta vez es el tiempo, que colapsa en uno mismo con la serenidad de que no va a existir este momento.

Cronogramados

Sesentava parte de un minuto.

Reproduce la experiencia del transcurso del tiempo sin que conozcas lo que es el tiempo.

Terraforming Earth

Para regresarla al estado en el que la encontramos.

¡Bienvenido, 0x7E5!

Acabo de ver la fecha y estamos en el futuro.

Comienza hoy la tercera década del vigésimoprimer siglo del Anno Domini, que va a transmutar en material las anticipaciones del siglo veintiuno. En nuestras mentes. Pues el siglo ya ha tenido el tiempo necesario para haber precipitado al deleite de cada espectador.

Cōnspīrāre

Las teorías de la conspiración inculcan un sentido de superioridad en los creyentes. Es un importante generador de autoestima, lo que los hará resistentes al cambio.

2011-2020

Con ánimos de disertar sobre fechas, pronto llegará la hora mágica a cada uno de los husos horarios de la Tierra que no es plana. Para concluir gregorianamente esta década.

Transposición

Cruzar de un lado a otro los puentes. Comenzando por el extremo contrario a donde estoy presente.

Castrados

Quizás esa haya sido la desgracia de Cuba, un país en el que no caben dos ideas colosales a la vez.

Bariogénesis

Lo que nadie te mencionó es que había planetas transparentes. Diagramas de Venn mutuamente excluyentes.

Infoxicados

Riqueza de información crea pobreza de atención.

Regresas al preciado momento en el que no tenías acceso a los libros que ansiabas leer.

Y comienzan a brotar de todas partes los chorros de bits que hoy sueles pasar por alto.

Encélado

Desde el subsuelo, el gigante olvidado sale a la superficie en las mañanas. A observar el polvo de anillos que envuelve al macizo que rota en su nuevo cielo.

Procesando la salida

Cuando decidan elaborar la lista de análisis de su propio universo, el 42 va a ser el número de la próxima pregunta, en función de la última respuesta.

Augusto mense recte

Bienvenido, Agosto con nombre propio.

Octavio mes de las calendas romanas, e incontable número de segundos dentro del unix timestamp.

Redactas códigos

Escribes poemas
porque necesitas
un lugar
en donde sea lo que no es.

Bibliofilia

En el librero donde los títulos se fusionan al punto de convertirse en un solo libro.

Dolarización de la comuna

Los billetes de dólar no tienen valor alguno, excepto en nuestra imaginación colectiva.

"Sólo se puede comerciar a través de la mediación de La Santa Corona", comuníquese a la Pinta, la Santa María y a todo aquel que dona.

Santo CIMEX de los doblones de oro. Estanco de lo que huela o no a tabaco. Para monopolizar en beneficio de un comunismo feudal que limpia su cocina con tus trapos.

El arte de cocinar con ingredientes robados. Numismática clasista. Prohíbes el dólar. Que el pueblo resista.

Presión a la olla. Centavo al vapor. Liberas el dólar. Qué clase' calor.

Cobrar en centavos. Marchar en centavos.

Subdividiendo al criollo de a peso. Canjeando la riqueza -que constitucionalmente les correspondería a todos- por un dólar travieso. Que se libera, que se prohíbe. Que a los mismos de siempre llega y sonríe.

Aprendimos a adorar a cada uno de los héroes enmarcados en los billetes. El olor a grillete.

La vecina que sueña con freír los huevos que una vez tiró contra el que envía el USD intermitente.

¡Ay, Dolores! Liberar o no al dólar, pero liberar a la gente. Incluyendo a aquellos que aún resisten con una estrella de a peso incrustada en la frente.

Lo que sale del confinamiento

Raíles mucho menos pesados que el viento. Cucharas que se doblan, que se pegan. Ocho y treinta y dos pe eme. Siendo eme una doble uve inversa.

Aún no estamos preparados. Y caminamos a la par de otros, cada vez más introvertidos y apartados. Cuarentenamiento. Cuarentenación. Alienamiento. Alienación.

Ocho y treinta y siete pe eme. Azul nublado. Mi vista deteriorada confundiendo los siete segmentos. Espejuelos para ver el mundo como debió lucir cuando yo era pequeño. Nítido, inmenso. Con muchas preguntas por hacer. Sobre un planisferio de proyección errada, con tanto error cartográfico que generaría de vuelta un sinfín de esferoides oblatos.

A eme. Hacia el proceso de regresión inversa. Como si al planeta hubiese que regresarlo al punto en el que se le trazaron sus primeros meridianos y paralelos para desentenderlo. Retenerlo.

Pe eme. Donde es posible que algún día pueda encontrar un registro grabado de su voz.